Organización Marco legal Acuerdos internacionales Programas y proyectos
Acuerdos Internacionales

Sistema de Naciones Unidas
Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente
Oficina Regional para América Latina y el Caribe

Introducción: la primera década

1. Como consecuencia de la Conferencia de las Naciones Unidas Sobre el Medio Humano, celebrada en Estocolmo, Suecia, del 5 al 16 de junio de 1972 se creó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), con el fin de fomentar y apoyar la cooperación en el tema ambiental, propiciando la calidad de vida del presente sin comprometer la de las generaciones futuras.

2. Desde su creación, el PNUMA llevó a cabo sus actividades con base en una división geográfica regional que buscase responder con eficacia a las condiciones socio económicas y ambientales de los países. En 1974 se estableció la Oficina Regional del PNUMA para América Latina y el Caribe (ORPALC) con sede en la ciudad de México.

3. Durante los primeros años de trabajo de la ORPALC, la estrategia de desarrollo y ejecución de sus actividades tuvo como principal objetivo coadyuvar al inicio y fortalecimiento de los mecanismos institucionales de gestión ambiental en los países de la Región. Este objetivo se cumplió con la prestación de asesorías a los gobiernos de la Región mediante consultorías en temas específicos, entre los que destacaron el derecho ambiental, la educación y concientización ciudadana y la planificación ambiental.

4. En este primer período de actividades de la ORPALC, se estableció la Unidad Conjunta de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el PNUMA, con sede en Santiago, Chile, con el principal propósito de realizar estudios regionales sobre el desarrollo y el medio ambiente. Asimismo, el Programa llevó a cabo en la Región acciones conjuntas con varios organismos del Sistema de las Naciones Unidas como FAO, PNUD y UNESCO, entre otros.

5. De igual manera, durante estos primeros años de trabajo, el PNUMA puso en marcha una serie de proyectos piloto en la Región que fueron desarrollados y aplicados desde su sede central en Nairobi, Kenya. Estos proyectos ejecutados a nivel central adolecieron, en muchos casos, de una falta de coordinación a nivel regional y de una insuficiente comprensión local de las necesidades sentidas por los países.

6. El año 1982 marca un hito en la historia del PNUMA en la Región, en tanto en ese año estableció un mecanismo de coordinación regional de cooperación sobre medio ambiente: las Reuniones Intergubernamentales sobre el Medio Ambiente en América Latina y el Caribe. La primera de estas reuniones, celebrada en la ciudad de México en marzo de 1982, inició la puesta en marcha de un mecanismo de consultas para la constitución progresiva de un sistema de cooperación regional en materia de medio ambiente.

El comienzo de las consultas regionales sobre el medio ambiente

7. A propuesta de los gobiernos de la Región, el PNUMA asumió, por conducto de su Oficina Regional para América Latina y el Caribe, las funciones de Secretaría que requerían estos contactos intergubernamentales. A este mecanismo de consulta se incorporaron algunos esfuerzos de cooperación subregional ya en marcha como el Plan de Acción del Gran Caribe y el Plan de Acción del Pacífico Sudeste. Ambos planes constituyeron el componente latinoamericano y caribeño del Programa de Mares Regionales del PNUMA.

8. En la VI Reunión Ministerial sobre el Medio Ambiente en América Latina y el Caribe, celebrada en Brasilia en marzo de 1989, los gobiernos de la Región decidieron reforzar el mecanismo de consultas para la cooperación regional en materia ambiental mediante la elaboración y adopción de un Plan de Acción integral, para cuya formulación inicial solicitaron el apoyo del PNUMA.

9. El proceso de formulación del Plan de Acción incluyó consultas con expertos designados por los gobiernos, así como con otras agencias, entre las que cabría destacar la CEPAL, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El resultado de este proceso fue el "Plan de Acción para el Medio Ambiente en América Latina y el Caribe", adoptado en la VII Reunión Ministerial sobre el Medio Ambiente en la Región, celebrada en Trinidad y Tabago, en octubre de 1990.

10. A pesar del acuerdo de los países y de la creación de varias instancias institucionales para la ejecución del Plan de Acción, no se lograron poner en marcha plenamente los proyectos y acciones programadas. Esto debido principalmente a la carencia de un financiamiento adecuado y oportuno.

11. No obstante lo expuesto, este período de actividades del PNUMA en la Región tuvo consecuencias positivas, entre las que cabe destacar:

el establecimiento efectivo de un foro de consultas entre las autoridades ambientales de los gobiernos de la Región.
el diseño y la priorización de acciones y proyectos cuya ejecución permitiría enfrentar los principales problemas ambientales de la Región.
algunos avances programáticos.

12. Los avances logrados en este período propiciaron un fortalecimiento de las instancias nacionales de gestión ambiental, un incremento de la conciencia ambiental de los gobiernos y la población en general y un perfeccionamiento del sistema regional de cooperación en materia de medio ambiente. Sin embargo, la política de centralización de algunos proyectos del PNUMA se mantuvo durante estos años provocando en algunos casos un ineficiente aprovechamiento de los recursos, desinformación y limitaciones en la transferencia y multiplicación de las experiencias y resultados de los proyectos.

13. La Cumbre de la Tierra, Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, que se celebró en 1992, reforzó y amplió el mandato que la Asamblea General había otorgado al PNUMA. La respuesta a este mandato ampliado requirió de una revisión de los mecanismos de operación del PNUMA en la Región, replanteando el papel de su Oficina Regional como instancia promotora de la cooperación ambiental regional en materia de desarrollo sostenible y en la ejecución de la Agenda 21.

La tercera década: la descentralización

14. A partir de 1993, el PNUMA inicia un esfuerzo de descentralización como tema prioritario de su política interna. Con la aplicación de dicha política se pretende que el PNUMA dé una respuesta más eficaz y oportuna a los requerimientos regionales mediante el fortalecimiento de su presencia en América Latina y el Caribe.

15. El Decimoctavo Período Ordinario de Sesiones del Consejo de Administración del PNUMA adoptó la decisión 18/38 relativa a la descentralización y fortalecimiento de las oficinas regionales, dando un especial énfasis a los aspectos pertinentes de la Agenda 21.

16. El Consejo pidió que se fomentara la celebración de reuniones regionales anuales, a nivel ministerial, con el objetivo de "evaluar y formular políticas y estrategias sobre el tema que orienten la actividad de las oficinas regionales".

17. La decisión 18/38 del Consejo de Administración inaugura un nuevo período de la actividad del PNUMA en la Región, en el cual la formulación de políticas y estrategias de cooperación regional estará cada vez más orientada por los países. Con lo anterior se logrará una mayor eficacia en la ejecución de la Agenda 21 latinoamericana y caribeña mediante una respuesta más oportuna y adecuada a las necesidades sentidas por los gobiernos de los países.

18. Las ventajas del nuevo enfoque regional que establece la decisión 18/38 son varias:

mayor capacidad del PNUMA para atender las necesidades regionales y globales de acuerdo con el mandato de la CNUMAD;
una coordinación más eficaz con las agencias de la ONU y otros organismos en el cumplimiento de los programas;
más eficacia en función de los costos, mayor responsabilidad y transparencia en la respuesta del Programa, como resultado de una relación más estrecha con los países;
una coordinación interna más eficaz y mayor responsabilidad en el diseño y aplicación del programa;
un acceso más flexible para responder a pedidos oportuna y eficazmente;
mayor precisión de la información sobre el estado del medio ambiente basada en más y mejores datos regionales.

19. De igual manera, a futuro, la orientación programática derivada de los Foros Regionales de Ministros promoverá, a partir del bienio 1996-1997, un aprovechamiento más efectivo de las principales áreas de experiencia del PNUMA en la Región, a saber:

Ordenamiento ambiental de las zonas costeras
Control de la contaminación marina
Derecho ambiental
Manejo de información y datos
Educación y Capacitación ambiental
Economía ambiental
Desarrollo institucional
Diversidad biológica

20. Los resultados más significativos de este breve análisis de la evolución de la actividad del PNUMA en la Región son el fortalecimiento de las instancias nacionales de gestión ambiental y el establecimiento de un mecanismo institucional de cooperación en materia de desarrollo sostenible a nivel regional.

21. Para el logro de los objetivos consignados en este documento, desde el año de 1974 a la fecha, el PNUMA ha destinado a América Latina y el Caribe recursos estimados entre 75 a 100 millones de dólares EE.UU. Cabe destacar que para el bienio 1994-1995 la asignación presupuestal del PNUMA para la Oficina Regional de América Latina y el Caribe se duplicó ascendiendo a 4.4 millones de dólares EE.UU.

22. Cabe señalar que la contribución de los países de la Región al Fondo del Medio Ambiente del PNUMA para el año de 1994 fue de 126,729 dólares EE.UU. y las contribuciones comprometidas para 1995 suman 115,867 dólares EE.UU. Se trata de una contribución modesta en tanto proviene de una región del mundo cuyo PNB excede de un millón de millones de dólares EE.UU. En efecto, si tomamos en consideración los porcentajes establecidos por las Naciones Unidas para fijar las cuotas nacionales de conformidad con las capacidades económicas de los países y lo aplicamos a un programa de 60 millones de dólares EE.UU., la contribución anual de la Región al Fondo del Medio Ambiente debería ser 2,328,000 dólares EE.UU.

Logros

La presencia del PNUMA en América Latina y el Caribe en los últimos veinte años ha favorecido el establecimiento de un marco de cooperación entre los países de la Región con miras a identificar y abordar preocupaciones ambientales comunes. El PNUMA ha colaborado con estos países en el desarrollo institucional y en la formulación de políticas. Ha mantenido un programa de becas y financiamiento con el fin de que los funcionarios gubernamentales puedan participar en cursos de formación a corto plazo y también en foros regionales.

Entre las principales contribuciones que el PNUMA, en colaboración con sus socios, ha llevado a cabo en materia de gestión ambiental y desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe, destacamos las siguientes:

Un foro latinoamericano y caribeño para la discusión de las preocupaciones comunes en las negociaciones regionales y globales.
Un programa coordinado regionalmente para la ordenación de los recursos costeros y marinos en el Gran Caribe (Plan de Acción del Caribe).
El Convenio para la Protección y el Desarrollo del Medio Marino de la Región del Gran Caribe, 1983, y sus Protocolos.
El Convenio para la Protección del Medio Marino y la Zona Costera del Pacífico Sudeste, Lima Perú 1981, así como sus Protocolos y Acuerdos complementarios.
Un Programa de Derecho Ambiental, que proporciona asistencia técnica para el desarrollo de la Legislación sobre la materia y su aplicación en los países de la Región, que mantiene un sistema de información computarizado sobre el derecho ambiental regional y que genere publicaciones periódicas y libros de derecho ambiental.
Una Red Regional de Formación en materia de Medio Ambiente.
La prestación de servicios de asesoramiento a los gobiernos sobre temas de evaluación de impacto ambiental, producción limpia, diversidad biológica, desarrollo institucional, capacitación ambiental, manejo de información y datos, entre otros.
Una serie de publicaciones que incluyen temas como el estado de los mares regionales, la economía ambiental, la diversidad biológica, la desertificación y la historia ambiental, enfocados a la Región de América Latina y el Caribe (tanto en inglés como en español).
TIERRAMERICA, un suplemento de difusión sobre temas ambientales que aparece bimestralmente como encarte en diarios de gran circulación en la Región.

Más Información: http://www.rolac.unep.mx
Fuente: Home Page de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del PNUMA

Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable
San Martín 451 • C1004AAI  C. de Buenos Aires • Argentina • Tel (54) (11) 4348 8200 • Fax (54) (11) 4348 8300

Diseño y desarrollo del sitio:  Sistema de Información Ambiental Nacional

  Optimizado para resolución 800 x 600   e  Internet Explorer 4 ó superior