DESCRIPCIÓN DE LAS ESPECIES FORESTALES DE SANTA CRUZ


Coloración otoñal en lenga

LENGA (NOTHOFAGUS PUMILIO):

La Lenga es una especie que se extiende entre los 36º 50" a los 56º latitud sur en Argentina, y en Chile comienza su distribución en los 36º 35" L.S. La estrecha región de crecimiento es de aproximadamente 2200 Km de largo, desde Neuquén hasta el extremo sur de Tierra del Fuego. El tipo forestal lenga forma el límite altitudinal superior, generalmente por encima de los 1000 m.s.n.m. Este límite es más alto en el área septentrional, donde alcanza los 2000 m.s.n.m. y va descendiendo hacia el sur, hasta alcanzar los 500m. en Ushuaia, y los 200m. en la Isla de los Estados. Del mismo modo el límite inferior desciende hacia el sur, llegando al nivel del mar en Tierra del Fuego. Los efectos de las erupciones volcánicas han limitado el desarrollo altitudinal de los árboles, rebajándolos entre 100 y 200m. Junto con los efectos volcánicos, se suman las avalanchas de escoria y nieve, las pendientes inestables y los vientos muy fuertes.

Sus hojas son de 2,5 a 3,5 cm de largo, y hasta 2 cm de ancho. Poseen hojas simples, alternas, elípticas, con borde crenado con dos lóbulos entre nervaduras, lo que la distingue del resto de los Nothofagus. Es una especie caduca, y su follaje se tiñe de distintos tonos de la gama del rojo y el amarillo antes de caer a mediados de mayo en nuestra provincia.
Estos colores se deben a la presencia de pigmentos como las antocianinas. Se aprecian distintos matices en el bosque debido a la variabilidad genética de este carácter.
Las flores son pequeñas, solitarias, monoicas, las masculinas con 15-20 estambres y las femeninas con ovarios infero-trilocular que da tres aquenios alados. La corteza es delgada y lisa cuando joven y se va agrietando con la edad (ver ítem sobre fases de desarrollo).
Según donde crezca la lenga puede medir desde 4 a 35 metros de altura, con diámetros de hasta 2 metros en la base y puede alcanzar los 350 años de vida.

El tipo forestal Lenga se subdivide en subtipos: bosque Krummholtz, achaparrado y arbóreo de Lenga. El subtipo Krummholz se encuentra en el límite altitudinal superior, que se produce en condiciones muy extremas, y que se manifiesta por troncos que crecen arrastrados sobre suelo y desde los cuales emergen ramas, conjunto que forma una maraña impenetrable. En algunos lugares el subtipo achaparrado se presenta como parte superior del gradiente de altura. Por debajo del Krummholz y el achaparrado, todavía se aprecia el efecto de la nieve, bajas temperaturas, la pendiente y el deslizamiento de suelos, en la arqueadura de la base de los fustes de las lengas (Lenga en "L"). Cuando la lenga crece en forma aislada, desde las fases juveniles, no se produce el derrame natural y presenta una forma de copa globosa. En cambio cuando crece en un medio de competencia con otros árboles, desrrama naturalmente, presentando fustes rectos y la copa se presenta en el estrato superior.
Su madera tiene una densidad que oscila entre los 500 y 590 g/cm3 a 12% de humedad (esta variación suele tener componentes genéticos muy fuertes) con colores que varían casi desde el blanco en la altura hasta el rosado cuando está recién cortada que viran al marrón amarillento cuando pasa el tiempo (ver ítem usos y características de la madera).
En el suelo del bosque suelen observarse otros tonos oscuros en la madera caída, debidos a hongos saprófitos, como es el caso de palos negros (que hacen creer que allí hubo un incendio) y otros verdes.

 

ÑIRE ( NOTHOFAGUS ANTARCTICA)

La segunda especie forestal nativa de importancia en la provincia de Santa Cruz, cubriendo grandes superficies, es el ñire. El ñire conforma bosques en sitios bien definidos y generalmente extremos: turberas y mallines, sitios con exceso de humedad, también se instala en el límite con la zona de ecotono, ambientes más secos. En estos sitios extremos el ñire forma masas puras de bosques, sin embargo se encuentran mosaicos de lenga-ñire en los puntos de contacto entre masas puras de ambas especies.
En conclusión el ñire posee una gran plasticidad, es decir una gran amplitud ecológica y se adapta a suelos de baja calidad. Generalmente presenta fustes tortuosos y es un árbol de bajo porte, no siendo apto para el aserrado, pero existe sitios donde adopta un porte arbóreo, alcanzando alturas de 15m.
Por observaciones efectuadas, es posible que el ñire se haya hibridado o cruzado con la lenga, esto se ha observado y propuesto también para otros Nothofagus como el raulí y el roble pellin. Se reproduce por semilla, rebrote de cepa, acodos y por raíces gemíferas, esto es una ventaja cuando ocurren catástrofes o grandes disturbios como incendios (ver ítem de incendios).
Tienen similar distribución latitudinal que la lenga.

ÑIRE ( Nothofagus antarctica)

Es una especie caduca, y, al igual que la lenga, se tiñe de bellos colores en otoño. Las hojas, además, son simples y alternas, de similar tamaño que las de la lenga pero de borde finalmente dentado y lobulado.
Con respecto a las flores, son también monoicas, las masculinas con 10 estambres y las femeninas se reúnen en inflorescencias de tres.
Los frutos son triaquenios alados.

La corteza es similar a la de la lenga, pero más fibrosa. Posee una madera más densa que la lenga, lo que hace que desde el punto de vista energético, posea mayor cantidad de calorías por gramo de material leñoso.
Se la utiliza para fabricar carbón, existiendo en la actualidad dos hornos media naranja en el sur de nuestra provincia. También se la usa para hacer postes de alambrado, por ser más apta que la lenga por su durabilidad natural.

 

 

 

Areas de distribución de las principales especies nativas de Santa Cruz
Izq: Nothofagus antarctica, Centro: Nothofagus pumilio, Der: Nothofagus betuloides

 

GUINDO (NOTHOFAGUS BETULOIDES)

El guindo tiene una distribución que va desde los 48º (Santa Cruz) hasta los 55º latitud sur (Canal de Beagle). Esta especie perenne alcanza, en lugares protegidos, una altura de 40 m y un diámetro en la base de 2,5 m, aunque también se encuentran ejemplares achaparrados en mallines. En Santa Cruz se encuentran en pequeños rodados, en contacto con los bosque de lenga (Lago del Desierto, Parque Nacional Los Glaciares, lago San Martín)
Como tipo forestal se asocia con Drimys winteri, Embothrium coccineum y Maytenus boaria. Prefiere sitios húmedos como el coihue, aunque más fríos. Igual que la lenga es una especie intolerante a la sombra, aunque un poco menos que ésta, lo que le permite regenerar mejor en pequeños gaps o claros.
Sus hojas son simples, alternas, con bordes aserrados, de forma subrómbica, de textura coriácea. Brillantes en la cara superior y con glándulas resiníferas en la inferior. Tiene flores monoicas, las masculinas solitarias y las femeninas estando reunidas en cimas.
Su corteza es muy similar a la de la lenga, aunque con grietas longitudinales un poco más marcadas en la madurez. Su madera es parecida a la de la lenga, y a veces se vende indistintamente.

Es un poco más amarillenta que la lenga, de textura fina y homogénea y con fibras un poco más largas (0,9mm.) Al secado se comporta un poco mejor que el coihue, pero es más delicada que la lenga. Es poco durable a la intemperie. Tiene usos similares a los de la lenga, fundamentalmente en la construcción y mueblería.


Milán J.Dimitri. La Región de los Bosques Andino Patagónicos II. Chile Forestal Abril 1996 Nº 237.

 


Guindo en Parque Nacional Perito Moreno
Foto Marcela Leybor

Notro en el Parque Nacional Perito Moreno
(Foto gentileza Tomás Rodriguez)

NOTRO (EMBOTHRIUM COCCINEUM )

El notro es un árbol de bajo porte o arbusto de hasta 8 m. de alto y 20 cm de diámetro de follaje perenne, cuyo fruto es un folículo recto, liso, leñoso, rojizo o ceniciento. Posee flores rojas, pedunculadas en corimbos compactos, por cuya belleza se usa en jardinería en Patagonia. Florece en primavera y verano, y se reproduce por semillas aladas. Presenta una abundante brotación del tocón. E. coccineum tiene una mayor resistencia de las plántulas al frío, pero esta resistencia disminuye paulatinamente a medida que aumente la edad. En las plantas adultas, la resistencia a las heladas y las bajas temperaturas en las hojas es escasa, pero la especie se ha adaptado desprendiéndose de ellas cuando las temperaturas alcanzan límites peligrosos, y regeneran cuando las condiciones son favorables. Es ornamental y medicinal.

Distribuida especialmente en el bosque Valdiviano (Chile) y en la parte norte del bosque patagónico, pero avanza hacia el sur hasta Tierra del Fuego (Bahía Lapataia). Se lo encuentra en el Parque Nacional Los Glaciares y en el Perito Moreno.
Su madera es semipesada: 0,57 g/cm3, siendo su albura amarillenta y su duramen castaño rojizo. Tiene radios medulares destacados como el calafate, lo que le da a los cortes radiales un brillo muy especial. Es de textura gruesa y heterogénea, de fácil trabajabilidad, muy apropiada para objetos pequeños como artesanías en general.

 

CIPRES DE LAS GUAITECAS
( PILGERODENDRON UVIFERUM )

El ciprés de las guaitecas se instala en sitios con condiciones ambientales particulares, principalmente en suelos anegados, ácidos y turbosos. En Chile se distribuye desde Valdivia hasta Tierra del Fuego, especialmente en las islas de las regiones de Chiloé hasta Magallanes. En Argentina se encuentra en relictos (poblaciones muy pequeñas y aisladas ) de Río Negro (Cordón serrucho norte), sur de Neuquén, norte de Chubut y Santa Cruz (Península Avellaneda, Lago San Martín). Por lo general no forma bosques puros extensos. En ocasiones, el bosque abierto de P. Uvíferum mejora las condiciones de drenaje del suelo y permite la invasión gradual de especies como el Nothofagus betuloides.
Posee hojas escuamiformes dispuestas en cuatro planos a lo largo de las ramitas y un macroesporófilo con un largo apéndice dorsal.
Se lo ha usado para la hacer postes, sobre todo en Chile, donde es más abundante.

CANELO (DRIMYS WINTERI )

Se encuentra en bosques de guindo muy húmedos, conformando su sotobosque. Tiene hojas alternas, persistentes, enteras, coriáceas, oblongas, verde oscuras en la cara superior y blanquecinas en el inferior. Flores blancas hermafroditas, actinomorfas. Árbol de hasta 17 m. de altura y generalmente como arbusto en la Argentina. En Santa Cruz alcanza los 12 m. Es una especie de amplia distribución llegando desde Neuquén hasta Tierra del Fuego. Los araucanos lo veneraban como árbol sagrado, reuniéndose bajo su copa para celebrar sus asambleas.
Sus hojas son grandes (1 cm. de largo), semicoriáceas. Oval-lanceoladas, de borde entero y verde brillante en el haz y blanquecino en el envés, aromáticas, usadas en medicina popular.
Tiene flores blancas de 2 cm, con 8-20 pétalos y numerosos estambres, son hermafroditas, aunque de fecundación cruzada. Dan como fruto una baya alargada, de color marrón oscuro, con ocho semillas.
Su madera presenta una característica muy notable: no posee vasos a pesar de ser una angiosperma, solo tiene traqueidas y radios medulares, como las gimnospermas. Su textura es fina y homogénea y tiene una densidad de 0,55g/cm3. Es apropiada para muchos usos, pero está limitada, al igual que el notro, por el porte pequeño, que en este caso permite la extracción de algunas tablas pequeñas por tronco. La corteza es lisa y grisácea.

Bibliografía:
El Gran Libro de la Provincia de Santa Cruz. Editorial Centro Alfa Literario. Milenio Ediciones
Milán J.Dimitri. La Región de los Bosques Andino Patagónicos II. Chile Forestal Abril 1996 Nº 237.

 

Volver a Bosques