LA PESCA MARITIMA EN TIERRA DEL FUEGO

INDICE:

PESCA DE ALTURA

Se puede definir como pesca de altura a toda aquella que se realiza en aguas marítimas y con embarcaciones y artes de pesca apropiadas para navegar en alta mar, cuando se realiza fuera de vista de costa.

Esta actividad se realiza con buques factoría que son unidades diseñadas para operar en condiciones climáticas severas y por tiempos prolongados.

Los buques que caracterizan la flota de altura se dividen en: fresqueros, congeladores y factorías. Localmente en el año 1995 operaron 6 buques congeladores y 7 buques factorías. En cuanto al tipo de operación pesquera que realizan, hubo 8 palangreros, 4 surimeros y un arrastrero no surimero. Para el año 1996 la situación no ha cambiado gran cosa aunque la cantidad de palangreros se incrementó a 12, hay un quinto surimero y apareció un nuevo barco para una nueva pesquería, la de vieira patagónica.

La totalidad de la flota de altura es administrada desde el nivel central de la Nación, donde se toman las decisiones de aprobar los proyectos y entregar las licencias de pesca, si así correspondiere.

A partir del año 1978 y hasta el año 1982, operaron desde el puerto de  Ushuaia, los buques de la empresa Api, por lo que la  captura de  peces se incrementó notablemente. Posteriormente y a partir del  año 1989 se empieza a cimentar una verdadera industria pesquera con buques factorías, cuya producción es congelada y comienza también la actividad productiva de los buques conocidos como "surimeros", que elaboran pasta de pescado de diferentes categorías a partir de las especies australes.

Esta actividad transformó al puerto de Ushuaia, en el segundo  puerto exportador de la Rep. Argentina, durante el  año  1993 con  48.320 tn  exportadas   por  un  valor aproximado  de U$S 71.500.000.

Actualmente operan desde el puerto de Ushuaia diferentes empresas, que con distintas tecnologías, exportan al mundo productos de alto valor comercial.

La pesca de altura no abastece al mercado local. Todo lo que se captura en alta mar es exportado, incluyéndose aquí al resto del territorio argentino continental. Para el año 1994, el 73 % de las exportaciones se destinaron al Japón, el 5 % para EEUU, el 4 % para España y Corea, el 3 % para Taiwán, Holanda y Argentina Continental, el 2 % para Alemania y Chile, y por último el 1 % para Italia.

Existe una sola empresa que con su buque factoría abastece en parte con productos congelados al mercado local.

Para el año 1995, los porcentajes de volúmenes de captura exportados con sus divisas en dólares norteamericanos por producto se visualizan a continuación:

PRODUCTO

VOLUMEN

(Ton)

PORCENTAJE

DIVISAS

Millones U$S

Surimi (M. de cola)

1173

3

3,13

Surimi (Polaca)

24.270

61,97

58

Congelados

9.085

23,2

42,4

Harina

4.580

11,7

1,63

Crustáceos

49,60

0,13

0,55

 

EXPORTACIONES

En el siguiente cuadro se pueden ver los volúmenes de captura y exportación y las divisas para los últimos ocho años de los productos provenientes de la pesca de altura:

AÑO

CAPTURAS

Toneladas

EXPORTACION

Toneladas

EXPORTACION

Millones U$S

1989

18.329

10.281

8,9

1990

43.782

12.974

14,0

1991

82.849

24.033

46,7

1992

111.328

30.205

56,7

1993

162.758

48.319

71,4

1994

121.231

34.098

62,2

1995

126.521

39.159

105,8

1996

128.454

39.676

82.2

 

Las exportaciones del sector pesquero, íntimamente relacionadas con la expansión de las capturas, constituyen uno de los capítulos más dinámicos de las colocaciones externas de la provincia. En el último año de exportación se lograron mejores precios medios.

En surimi está comprendido las especies polaca (Micromesistius australis) y merluza de cola (Macruronus magellanicus).

 


Buque Factoría "SURIMERO"

 

Dentro de congelados: merluza hubbsi (Merluccius hubbsi), merluza de cola (M. magellanicus), merluza negra (Dissostichus eleginoides), merluza austral (Merluccius australis), abadejo (Genypterus blacodes), mero (Acanthistius brasilianus), savorín (Seriolella punctata), brótola o bacalao austral (Salilota australis), salmón de mar (Pinguipes semifasciatus) y granaderos (diversas especies). Por último en crustáceos se encuentran la centolla (Lithodes santolla) y el centollón (Paralomis granulosa).

 

PESCA COSTERA ARTESANAL

La pesca marítima costera artesanal se puede considerar a aquella que se realiza siempre a vista de costa en aguas de jurisdicción provincial, con embarcaciones que alcanzan como máximo los 18 metros de eslora y que utiliza artes de pesca permitidos. Como arte de pesca se puede definir al elemento constituido por paños tejidos en forma manual o a máquina con hilos de fibras naturales o sintéticas, con una línea de flotación y otra de peso, que es capaz de capturar peces generalmente a bordo de una embarcación.

En la provincia este tipo de pesca es incipiente, no existe tradición suficiente y por lo tanto capacitación para  el manejo  de las diferentes artes de pesca limitándose  la  pesca prácticamente a algunos moluscos y peces para consumo local como mejillones (Mytilus chilensis), cholgas (Aulacomya ater), abadejo (Genypterus blacodes), brótola (Salilota australis) y róbalo (Eleginops maclovinus).

Entre otras especies de alto valor comercial pero escasamente inexplotadas a nivel artesanal se hallan la merluza austral (Merluccius  australis), merluza  de  cola (Macruronus  magellanicus), sardina  fueguina (Sprattus fuegensis) y pulpos de regular tamaño. Esto es debido en parte a que se requieren artes de pesca específicas para la captura de algunas especies, por ejemplo para la pesca de sardina fueguina es necesario utilizar red de arrastre pelágica y no existe una plaza pesquera que se dedique en ese sentido. Otro ejemplo es la captura con artes de espinel o palangre, que en la actualidad no hay quien la practique.

Brótola austral o Bacalao criollo

 

Sardina fueguina

 

 

Merluza austral

A  partir de enero de 1992 el fenómeno comúnmente  conocido como "Marea Roja", afectó con alto impacto al sector involucrado dado que el mayor esfuerzo de extracción se realizaba con buzos marisqueros  y como recolectores de playa de moluscos bivalvos  y caracoles marinos. Solo recientemente el sector comenzó a generar puestos de trabajo y a introducir al mercado local producto fresco, preferentemente diferentes pescados, centolla y centollón.

Solo  los crustáceos de alto valor comercial son  explotados en  forma intensiva por industrias establecidas en la  ciudad  de Ushuaia. En un pasado llegaron a actuar tres empresas para la captura de centolla. Hoy día solo sobrevive una de ellas.

La  centolla  (Lithodes santolla) es un crustáceo  de  aguas frías,  propias de la región subantártica, su distribución se encuentra en el sur de Chile, Estrecho de Magallanes, Atlántico Sur hasta la latitud de Uruguay por el norte.

Esta especie es más abundante en el área sur, donde existe la mayor pesquería tanto en Chile como en Argentina, y en este sentido, el Canal Beagle es una región tradicional de pesca de centolla en Argentina. Habitan en aguas de temperaturas que oscilan entre 4 y 15 °C, siendo frecuente su presencia entre los 10 y 50 m. de profundidad (aunque puede llegar hasta los 700 metros de profundidad).

Centolla macho adulto

 

La captura se realiza con trampas o nasas, empleando  líneas de  10 trampas cada una. Un buen conocimiento del área y  de los hábitos de la centolla permite calar las líneas en los lugares más apropiados.

En  el caso de la centolla austral, por ser una  especie  de gran  longevidad, crecimiento lento, con  suaves  fluctuaciones anuales  y presencia permanente en la región, requiere un  manejo adecuado de su pesquería. Es por ello que en la zona tradicional de pesca del Canal Beagle, se aplican sistemas de regulación. Estos se encuentran englobados dentro de las Leyes provinciales 114, 244 y los Decretos reglamentarios.

Aparte  de la centolla, en el Canal Beagle, se  captura el centollón o falsa centolla (Paralomis granulosa) que se ha convertido en paliativo importante debido a la merma de captura de centollas y las regulaciones impuestas a las pesquerías.

 

Centollon macho adulto

Comparativamente con la centolla, su carne es de inferior calidad y las fibras musculares más cortas. Las capturas de este crustáceo muestran un aumento considerable a través de los años, es así que en el año 1996 se logró un desembarco histórico para el Canal Beagle de 362 toneladas.

Dentro de la pesquería costera artesanal, la mayoría de los pescadores se dedican a la pesca con redes desde la costa. Gran parte de éstas son las denominadas enmalles o agalleras que con un tamaño de malla de 100-120 mm seleccionan ejemplares de gran tamaño (especialmente el róbalo). Se puede mencionar a su vez que este tipo de arte no es selectivo en cuanto a las especies que captura, a diferencia del palangre, por ejemplo.

Pesca artesanal de Merluza de cola

La  mayoría  de los pescadores pesca directamente  desde  la playa, adecuándose al ritmo de las mareas. La red es  calada  en marea baja y captura durante la marea alta. A la nueva bajamarea, el pescador recoge los peces. Este método es practicado especialmente por los pescadores del róbalo sobre todo en la costa atlántica de Tierra del Fuego, donde la amplitud de mareas es súmamente grande.

Róbalo

Para  la  pesca del pejerrey se utiliza una  red  con  malla mucho  más chica (red playera o arrastrera), y se lo captura  acompañando  a los  peces conjuntamente  con la subida de la  marea  y  se  los "encierra" en pequeñas zonas del intermareal o se realiza un arrastre de la red en zona de playa.

Se  puede  indicar que un grupo de  pescadores  utiliza  botes neumáticos para la pesca. Otro grupo de pescadores poseen  embarcaciones  de mayor calado, lo que les permite  implementar otras artes de pesca, en especial el palangre o espinel, y las nasas de mimbre o metal para el abadejo. Ambas artes de pesca se utilizan  principalmente en el Canal Beagle.

Abadejo

Un detalle de los volúmenes de peces capturados artesanalmente durante los últimos años se visualiza en el siguiente cuadro:

AÑO

CANTIDAD DE PESCADORES

CAPTURAS

(Kg)

1989

29

11.733

1990

36

19.200

1991

25

36.613

1992

26

13.925

1993

23

40.467

1994

32

29.340

1995

27

16.293

1996

28

114.276

 

En cuanto a la captura de moluscos, en el siguiente cuadro se observa un detalle de la cantidad de pescadores costeros artesanales registrados para la pesca  de peces  y moluscos, y las últimas capturas de moluscos alcanzadas previo al fenómeno de marea roja.

AÑO

CANTIDAD DE

PESCADORES

CAPTURAS

(Kg.)

1989

29

15.800

1990

36

31.450

1991

25

49.130

1992

26

1.700

 

Un grupo de pescadores (donde se incluyen dos empresas) se dedican casi exclusivamente a la captura de centolla y centollón. Los volúmenes capturados con sus correspondientes valores de exportación en estos últimos años se visualizan en el siguiente cuadro:

AÑO

CAPTURAS (Tn)

CENTOLLA

CAPTURAS (Tn)

CENTOLLON

EXPORTACION

Toneladas

EXPORTACION

Miles U$S

1989

115

122

54

631,7

1990

96

160

46

542,1

1991

60

183

31

283,0

1992

73

37

14

173,7

1993

42

60

3

51,1

1994

64

157

40

349,8

1995

24

321

50

555,3

1996

18

362

57

584,4

Durante los años 1989-1995, se utilizaron un promedio de 5,5 botes de madera a remo por año para la captura de peces. Además se comenzó la pesca con redes, nasas y palangres para peces desde embarcaciones con motor (internos y fuera de borda) en el Canal Beagle:

 

 

1989

1990

1991

1992

1993

1994

1995

1996

Botes (a remo)

2

2

11

9

5

4

4

3

Lanchas (con motor)        

5

7

9

10

Redes Trasmallo  

3

10

18

31

15

8

6

Enmalle o agallera  

28

54

61

81

200

226

100

Playera ( Pejerrey)  

4

16

21

17

33

38

32

Red sin especificar

29

38

7

18

8

46

   
Nasa  

s/d

3

5

75

12

16

16

Palangre Nº anzuelos  

s/d

 

s/d

3860

s/d

s/d

s/d

Suma total de redes

29

73

87

118

137

294

272

138

 

En esos años, no todos los pescadores autorizados para  la pesca se dedicaban necesariamente a la recolección artesanal de moluscos.  Algunos utilizaban esta variedad de pesca como complemento a la captura  de peces y otros se dedicaban exclusivamente a la pesca de peces.

Los moluscos más importantes económicamente son el  mejillón y  la  cholga, aunque se extraen pequeñas cantidades  de  almejas (rayada:  Ameghinomia antiqua, blanca: Eurhomalea  exalbida  y marrón: Mulinia edulis), y lapas.

Si consideramos aquí el término mariscos,  debemos incluir al erizo ya que se extrae en pequeñas cantidades. Su pesquería es aún muy incipiente en el Canal Beagle, pero hay indicios de un creciente interés en este recurso, debido fundamentalmente al agotamiento de las poblaciones en el sector chileno de su distribución. El notable aumento en las capturas de pesca costera artesanal durante 1996 fue debido al inicio de las actividades extractivas de erizos en el Canal Beagle.

En el año 1992 se asentó en nuestras costas la marea roja lo que ocasionó una prohibición de la captura y comercialización  de moluscos bivalvos, desde esa fecha hasta el año en que nos encontramos (1996) sin desaparecer, pero con niveles de toxicidad  que muestran un indicio de disminución.

Este evento ocasionó un marcado descenso y posterior nulidad en  las capturas y una gran depresión económica  en  el  sector dedicado a esta pesquería de menor escala.

Se  puede decir que previo al fenómeno de marea roja  en  el Canal  Beagle, los  volúmenes de captura  de  moluscos  bivalvos fueron  considerables y en los años 1989, 1990 y 1991, mayores  a la captura de peces costeros.

 

MANO DE OBRA OCUPADA

La pesquería de altura posee un personal ocupado a bordo que se aprecia a continuación:

 

MODALIDAD

DE PESCA

NUMERO DE PERSONAS A BORDO

PROMEDIO DE PERSONAS

POR BUQUE

PALANGREROS

269

33,6

FACTORIAS

329

82,25

ARRASTREROS

50

50

 

Esto suma un total de 648 personas trabajando a bordo de los buques. De este valor, aproximadamente 35 personas pertenecen a la Provincia de Tierra del Fuego (lo que hace un porcentaje de 5,4 %).

Por otro lado, la pesquería costera artesanal posee actualmente una mano de obra ocupada en la Provincia de aproximadamente 60 personas en forma directa, incluido el personal jerárquico. Este valor se considera máximo. Hay que tener en cuenta que no todos realizan la actividad pesquera en forma continuada durante todo el año, sino que dependen en forma extrema de las condiciones climáticas y de los ritmos biológicos propios de las especies blanco. Por lo tanto, muchos de ellos pasan grandes períodos de tiempo inactivos.

Para lograr un mejor aprovechamiento de los recursos pesqueros costeros, se considera necesario una diversificación de la actividad pesquera hacia la práctica de otros métodos y artes de captura, distintos a los utilizados para la pesca de centolla y centollón. Para ello es necesario contar con la correspondiente capacitación del sector.

 

MERCADO

El mercado local es abastecido parcialmente por la pesquería artesanal. Este no se encuentra totalmente satisfecho, es decir, los productos que se ofrecen no son variados y no se hace de manera continua durante todo el año, sino que se realiza con fuertes oscilaciones cíclicas dependiendo de las distintas épocas de aparición de especies en las costas, y en función de las características propias de los pescadores, etc.

La competitividad del mercado no es homogénea. Con esto se quiere decir que algunas empresas pueden acceder a la venta en supermercados con una muy buena presentación y nivel de competencia. Por otro lado, la mayoría de los pescadores artesanales no acceden a este circuito y se insertan en un tipo de venta directo (venta de producto en mano y en fresco, sin ningún tipo de valor agregado), obviando la presentación del producto y careciendo incluso de una cadena de frío. Incluso, se considera que la construcción de una banquina de pescadores en la zona portuaria con su correspondiente zona adecuada para la venta al público sería una medida apropiada para comenzar a aumentar el nivel competitivo de los productos ofrecidos en el mercado.

En cuanto a precios, se considera que los precios manejados localmente son elevados comparados con productos similares obtenidos de manera también similar en otras zonas costeras marítimas, como por ejemplo Mar del Plata y costas patagónicas.

 

ACUICULTURA

Una perspectiva de desarrollo regional es la de cultivos en aguas marítimas con especies tales como moluscos nativos o peces pertenecientes a la familia de los salmónidos. Estas últimas deberían ser truchas arco iris o algún tipo de salmón con crecimiento adecuado y sostenido en nuestras aguas.

Existe tecnología disponible y probada para la zona, como asimismo mercado internacional.

Las particularidades de nuestra zona tales como: aguas puras no contaminadas y libres de enfermedades debieran ser el slogan que fundamente una denominación de origen fueguino.

Por último, la Nación firmó un acuerdo pesquero con la Unión Europea, por el cual, en reunión de la Comisión Mixta, se aprobaron proyectos de asistencia técnica, con importante participación de todas las provincias con litoral marítimo. Dos de esos proyectos corresponden a la Provincia de Tierra del Fuego y ya poseen asignación presupuestaria específica. Estos son de desarrollo tecnológico e involucran cultivos marinos acuícolas en áreas del Canal Beagle. Las especies escogidas son moluscos bivalvos (Mytilus chilensis) y salmónidos como trucha de mar y/o salmones.

 

INVESTIGACION CIENTIFICA

Los estudios e investigaciones sobre los recursos pesqueros en aguas marinas provinciales son escasos.

Uno de los recursos más investigados y por ende mejor administrados, es la centolla (Lithodes santolla). Con menor grado de estudio esta especie es acompañada por el centollón (Paralomis granulosa). Estas investigaciones se originan principalmente en el INIDEP (Mar del Plata) y en el CADIC (Ushuaia).

Con respecto a la fauna íctica, existen estudios de tipo biológicos de algunas especies comunes y/o abundantes, los cuales son importantes como base para posteriores estudios que pretendan abarcar tópicos de biología pesquera y manejo. Hoy día no contamos con este tipo de investigación. Los resultados nombrados más arriba provienen del CADIC, del INIDEP y del CSIC (España). Junto con los peces, se puede incluir a las algas. Los datos existentes son insuficientes para lograr un conocimiento acabado de un manejo adecuado y sustentable de las especies con interés económico.

Actualmente existen en realización estudios puntuales sobre determinados recursos marinos con interés económico que provienen de becas de investigación otorgadas por la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Provincia y que se refieren específicamente a:

centolla y centollón

róbalo (Eleginops maclovinus)

cachiyuyo (Macrocystis pyrifera)

Estos estudios realizarán un mayor aporte sobre aspectos de biomasa, distribución, aprovechamiento, etc. que sirven para el manejo de cada uno de ellos, aunque hay que aclarar que poseen una duración de un año. Se considera que es un período de tiempo escaso para alcanzar resultados acabados para los objetivos planteados más arriba.

Existe un proyecto a realizar por el INIDEP (Mar del Plata) con participación provincial y financiamiento de la Unión Europea, por medio del cual se estudiará la sardina fueguina (Sprattus fuegensis) en todo el ámbito de la Provincia desde un aspecto biológico-pesquero durante 5 años.

Como parte de los estudios que son necesario realizar sobre los recursos marítimos, sería conveniente contar con campañas biológica-pesqueras de gran alcance en tiempo y espacio dentro del ámbito provincial. Estas deberían realizarse en buques equipados para tal fin (i.e. el B.I.P. Capitán Cánepa del INIDEP), que aporten datos reales sobre los stocks de especies de interés (peces, crustáceos) los que a su vez se complementarían con estudios de fito y zooplancton, bentos, comunidades pelágicas, estudios oceanográficos, etc. En consecuencia, es necesario realizar tanto estudios sobre especies en particular (autoecología), como estudios de comunidades y ecosistemas (cinecología) donde se insertan esas especies.

Lo ideal sería llevar a cabo estos estudios en forma conjunta entre instituciones científicas y administrativas provinciales y nacionales (tipo INIDEP, CONICET).

Menu Anterior