LEY 6.290 Ley de Conservación de Suelos

Capítulo I Objetivos - Destinatarios

Artículo 1.- Declárase de interés público en todo el territorio de la Provincia, la acción oficial y privada que tienda a la conservación del suelo agrícola, entendiéndose por ello, al mantenimiento y mejoramiento de su capacidad productiva.

Artículo 2.- A los efectos declarados por el Artículo 1º, la presente ley será exigible a las personas físicas o jurídicas, privadas o asociaciones, las que a partir de su sanción quedan obligadas a su cumplimiento.

Artículo 3.- Al adquirir, arrendar o usufructuar alguna fracción de terreno de interés agropecuario, el productor queda obligado a realizar en el mismo, las prácticas conservacionistas que permitan aprovecharlo sin alterar su potencial productivo.

Capítulo II Autoridad de Aplicación

Artículo 4.- La autoridad de aplicación de la presente ley será la Secretaría de Estado de Agricultura y Ganadería.

Artículo 5.- Para la aplicación del régimen obligatorio de esta Ley, la Secretaría de Estado de Agricultura y Ganadería, por intermedio de la Dirección de Conservación de Suelos, establecerá las distintas regiones naturales que integran el territorio provincial.

Capítulo III Competencia

Artículo 6.- Competerá al organismo de aplicación: a) Determinar los casos en que puede ser degradado el suelo productivo, entendiéndose por degradación, la pérdida o reducción de sus propiedades físicas, químicas o biológicas. b) Fijar las normas o pautas técnicas a cumplir en cada caso. c) Realizar o fomentar los trabajos de conservación o recuperación de suelos. d) Propiciar el otorgamiento por parte de los bancos oficiales o mixtos, de créditos especiales con destino a la conservación de suelos. e) Otorgar Certificados de Aptitud de suelos para ser presentados en el trámite de solicitud de créditos agropecuarios realizados ante el Banco de la Provincia de Tucumán. f) Difundir las normas conservacionistas a través de la enseñanza elemental. g) Inspeccionar los predios destinados a actividad agropecuaria o forestal a fin de determinar el uso y manejo que de ellos se hace. h) Celebrar convenios con Organismos Provinciales, Regionales, Nacionales e Internacionales a fin de completar o complementar el relevamiento de los suelos de la Provincia.

Capítulo IV De los Usuarios

Artículo 7.- Todo titular de un predio de uso agropecuario o forestal, si realiza contrato de locación a cualquier título está obligado a incluir en el mismo, una cláusula referida a la conservación del suelo.

Artículo 8.- A fin de promover lo dispuesto por el Artículo 7º, los propietarios de inmuebles rurales deberán, además: a) Informar a la Dirección de Conservación de Suelos la existencia de3 evidentes procesos de degradación de los suelos. b) Efectuar o exigir los trabajos necesarios para la conservación y/o recuperación del suelo, para evitar la propagación o agravamiento de los procesos de degradación. c) Permitir las inspecciones que disponga la autoridad competente en relación con el uso y manejo de las propiedades rurales.

Artículo 9.- Queda expresamente prohibida la alteración de la capacidad de uso natural del suelo, o su degradación, en cualquiera de las formas siguientes: a) Por obstrucción o desvío de aluviones o avenidas de agua provocadas por precipitaciones intensas, sin causa justificada y sin autorización de la Dirección de Conservación de Suelos. b) Por obstrucción de acuses naturales o artificiales cualquiera fuera su naturaleza. c) Por trasvasamiento de cuencas o desvíos de causes artificiales, sin estudios previos que demuestren su eficiencia en cuanto a recuperación del área. d) Por desmonte o deforestación de los suelos de clase V, VI, VII y VIII (art.12) e) Por sobrepastoreo de campos. f) Por la no aplicación de prácticas conservacionistas a partir de la clase agrícola No.II (art.12). g) Por uso irracional del agua de riego (volúmenes excesivos, mala calidad, etc.).

Capítulo V Zonificaciones

Artículo 10.- A los fines de la aplicación del régimen de conservación de suelos, se delimitan en el territorio provincial, nueve regiones naturales, basadas en criterios de fisiografía, clima y suelos a saber:

Región I: a) Pedemonte Húmedo b) Pedemonte seco-subhúmedo

Región II: Llanura Chacopampeana subhúmeda-húmeda Región III: Llanura Chacopampeana seca-subhúmeda y semiárida del Este

Región IV: Llanura Chacopampeana seca subhúmeda- Salina.

Región V: Llanura deprimida

Región VI: Cuenca Tapìa-Trancas y Altivalles

Región VII: Llanura Chacopampeana seca-subhúmeda del Sur.

Región VIII: Llanura Chacopampeana semiárida salina del Sur.

Región IX: Area montañosa.

Artículo 11.- La zonificación establecida por el Artículo 10, servirá asimismo como límite para los distritos conservacionistas que se declaren de acuerdo con la Ley Nacional No. 22.428 de Fomento a la Conservación de Suelos. En cada una de las regiones enumeradas, se identificarán distintos factores limitantes de la producción, en orden de importancia:

Región I: Factores topográficos, climáticos y edáficos.

Región II: Factores climáticos, topográficos y edáficos.

Región III: Baja estabilidad estructural, propensos a Erosión hídrica.

Región IV: Presencia de sales y sodio.

Región V: Capa freática elevada.

Región VI: Suelos poco desarrollados, con problemas de Salinidad por sectores.

Región VII: Factores climáticos

Región VIII: Factores climáticos y presencia de sales.

Región IX: Solo aptos para actividades pecuaria o forestal, por sectores.

Artículo 12.- Con el objeto de fijar normas conservacionistas de suelos y a los fines de que todo usufructuario se obligue a aplicarlas, se establece como modelo, la siguiente clasificación agrológica:

a) Suelos apropiados para cultivos: * Clase I: Apropiados para cultivos, sin métodos especiales de conservación. * Clase II: Apropiados para cultivos con métodos sencillos de conservación y en forma permanente, como ser: riego, fertilización, cultivo en contorno, en fajas, rotación de cultivos, etc. Menos del 3% de pendiente. * Clase III: Apropiados para cultivos con métodos intensivos de control de erosión: terrazas, fajas estrechas, desagües, canal de guardia, etc. Pendiente del 3% al 15%.

b) Suelos apropiados para cultivos ocasionales o limitados: * Clase IV: Apropiados para cultivos que protejan el suelo en forma permanente, no así para cultivos de escarda, con uso limitado y métodos intensivos de control de erosión. Pendientes del 3% al 15%, pero más pobre que el anterior, o llanos, o con drenaje imperfecto. Se pueden desmontar solo para pasturas.

c) Suelos no apropiados para cultivos, pero adecuados para vegetación que proteja el suelo permanentemente: * Clase V: No son apropiados para cultivos, pero resultan aptos para vegetación que protege el suelo en forma permanente. Pedregosos o secos. * Clase VI: Se pueden usar para pastoreo o aprovechamiento general de los bosques. Pendientes mayores al 15 %. Secos, arenosos o con manchones salitrosos. * Clase VII: Con severas restricciones cuando se los dedica a pastoreo o bosques; el pastoreo debe ser ocasional por temporada, siendo preferible dedicarlos a bosques permanentes. Suelos arenosos, secos o salitrosos, más escarpados que la clase anterior.

d) Suelos no apropiados para explotaciones agropecuarias o forestal: * Clase VIII: Por lo general, suelos demasiados escarpados, arenosos, húmedos o áridos, no apropiados para agricultura, pastoreo o silvicultura, pero pueden ser útiles como reserva de flora y para animales de vida silvestre.

Capítulo VI Contravenciones - Poder de Policía

Artículo 13.- La falta de cumplimiento a las disposiciones de la presente ley y sus normas reglamentarias, serán sancionadas con multas que podrán variar entre un 10% y un 200% del valor del predio, establecida por el Tribunal de Tasaciones de la Provincia.

Artículo 14.- La mecánica de percepción de las multas que prevé la presente Ley, será la siguiente: a) Inspección técnica b) Notificación mediante Acta de Inspección, en donde constará el tipo de infracción y plazo para la rectificación de los sistemas de manejo aplicados. c) Si cumplido el plazo que consta en Acta, no se realizare las correcciones aconsejadas, se procederá a notificar al responsable, corriendo el plazo de apelación que establece la Ley Provincial No. 4.537 de Procedimientos Administrativos.

Artículo 15.- Otórgase a la Dirección de Conservación de Suelos, según lo establecido por los Artículos 13º y 14º, el Poder de Policía sobre suelos, por lo cual, su personal acreditado tendrá libre acceso a todo predio rural privado, pudiéndose recurrir a la fuerza pública en los casos necesarios, para el fiel cumplimiento de su cometido.

Capítulo VII De los Servicios

Artículo 16.- En caso de comprobarse un proceso de degradación del suelo, la Dirección de Conservación de Suelos podrá asistir técnicamente en los siguientes casos: a) Cuando la magnitud de la degradación afecte a toda un área conservacionista, dicho organismo planeará y ejecutará las obras necesarias para la recuperación de los suelos, las que se realizarán previa autorización del Poder Ejecutivo, por ley de Presupuesto. b) Si la degradación asume una magnitud menor, a nivel de predio, La Dirección de Conservación de Suelos estará facultada para aplicar las prácticas o técnicas conservacionistas que correspondan, a solicitud del interesado, fijándose los aranceles que determine la reglamentación respectiva. c) Si el proceso de degradación afecta a dos o más propiedades, los damnificados están obligados, luego de denunciar el hecho, a presentar un proyecto, avalado por un profesional idóneo, Ingeniero Agrónomo o Perito Agrónomo, según incumbencia, para su control o recuperación. Dicho proyecto deberá ser previamente compatibilizado y aprobado por la Dirección de Conservación de Suelos.

Artículo 17.- Para dar cumplimiento a lo establecido en el artículo anterior, todo usufructuario está obligado a permitir la realización de los trabajos de recuperación que hace referencia el mismo.

Capítulo VIII Fondo Especial de Conservación de Suelos

Artículo 18.- Para solventar los gastos que demande el cumplimiento de la presente Ley, créase el Fondo Especial de Conservación de Suelos de la Provincia de Tucumán, que será administrado por la Dirección de Conservación de Suelos de la provincia, integrándose de la siguiente forma: * Aranceles por servicios. * Multas por infracciones a la presente Ley. * Fondos que se asignen anualmente por Ley de Presupuesto. * Fondos provenientes de la alicuota del 10% por Ingresos Brutos mensuales de origen agropecuario, que establezcan la reglamentación respectiva.

Artículo 19.- Las Cooperativas y Consorcios que apliquen técnicas conservacionistas en sus prácticas, contribuirán con el 25% de los aranceles emergentes de la presente Ley.

Artículo 20.- Derógase la Ley No. 3.571 y toda disposición legal que se oponga a la presente.

Artículo 21.- Téngase por Ley de la Provincia, cúmplase, comuníquese, publíquese en el Boletín Oficial y archívese en el Registro Oficial de Leyes y Decretos.-

 

 

Volver